Los videojuegos actuales me aburren

Después de tanta fiesta navideña y tras la resaca de la llegada de los Reyes Magos, sólo se me ocurre decir ¡qué aburrimiento!. Y no, las fiestas nada tienen que ver, la culpa es fundamentalmente de los videojuegos actuales.

Un grupo de pandillerosPara ilustraros un poco os voy a contar lo que me sucedió el día de Noche Vieja. Como es habitual en casi todas la familias, nos reunimos todo el familorio al completo. Entre ellos estaba el ahijado de mi mujer, y por supuesto, su PSP. Intentaba jugar, y digo intentaba porque a mi ver es un juego demasiado complejo para su edad (11 años), al Grand Theft Auto. No voy a entrar en si el juego es o no apropiado para su edad (que por supuesto no lo es), pero lo que quedó patente es que es un juego con demasiado complejidad para determinadas edades. Evidentemente terminó aburriéndose y sólo pareció prestarle algo de interés cuando me puse a jugar con él e intenté explicarle el sistema de juego.

Para mi el problema del aburrimiento que a algunos nos causan los juegos actuales no radica en la complicación del sistema de juego en sí, aunque reconozco que según a que edades o a que tipo de público al final ese será el resultado, sino la tendencia a crear enormes y bastos universos por recorrer haciendo mil y una cosas que no te llevan a ninguna parte, y por eso es por lo que he puesto al Grand Theft Auto como ejemplo. En mi experiencia jugando a Vice City y San Andreas, creo que la mayor parte del tiempo de juego la perdí en hacer cosas que no eran para nada necesarias y que no llevaban a ninguna parte. No hacía que el personaje principal fuese mejor, no me ponía más fácil las misiones de la trama principal y al final conseguía que me cansase del juego, pues las misiones no distan mucho del resto de cosas que puedas hacer libremente, amén de una dificultad ridícula en las misiones de la trama principal (otro problema, la dificultad en los juegos actuales), pues lo cierto es que no recuerdo haber tenido que repetir muchas.

Esta parece ser una tendencia generalizada, y no digo para nada que no sea bueno si se enfoca de la manera correcta, pues desde siempre los que hemos jugado a videojuegos hemos deseado que los juegos se pareciesen más a la realidad y que nos permitiesen hacer las cosas lógicas cuando andas por la ciudad: ir de tiendas, comer algo, divertirte jugando al billar o ir a la discoteca. Lo malo es que esto no te lleva a ninguna parte y terminas perdiendo interés por el juego.

El héroe y su fiel perroPor supuesto hay mas juegos que Grand Theft Auto con este problema, Fable y Fable 2, con una temática totalmente diferente hacen uso de este tipo de argucias para alargar un juego que de por si es bastante flojo (a Grand Theft Auto por su extensión de terreno y misiones de la trama principal no le hace falta), y la forma de llevarlo a cabo no hace mas que convertirlos en aún más aburridos, pues al final todo lo haces de una misma manera y con un aprovechamiento muy pobre,  y como siempre, ir al grano y usar la fuerza y la espada, son las mejores formas de conseguirlo.

Lo que está claro es que a todo nos gusta poder exprimir el juego al máximo, y está muy de moda valorar si un juego merece o no su precio por la cantidad de horas que uno puede estar jugando, aunque creo que mas valdría valorar la cantidad de horas reales de entretenimiento y no las horas muertas que nos pasamos haciendo cosas que no van a ninguna parte y deambulando por bastas extensiones de terreno en las que no podemos hacer mas que avanzar y avanzar en busca de la siguiente misión. Es cierto que todo esto los hace más reales, pero la verdad es que en la realidad no cogemos el coche y nos ponemos a dar vueltas sin sentido, por el simple placer de conducir, así que si no nos gusta en la realidad ¿por qué va a gustarnos en un videojuego?.

Y para finalizar y después de haber arremetido injustamente contra Grand Theft Auto, pues a fin de cuentas es un gran juego y uno de los mejores para la mayoría de la comunidad de jugones, me gustaría que pensásemos si nos gustaría una película al estilo de las grandes producciones (de esas que duran mas de 4 horas), en las que los personajes se limitasen a hacer su vida cotidiana, ha realizar cosas que no dejan avanzar el guión y sólo en determinados momentos dejar que la historia que nos están contando avanzase, sinceramente ni el más cinéfilo soportaría semejante tortura. El caso de los videojuegos es algo diferente, porque al interactuar con los personajes resulta algo más entretenido, pero aún así lo mejor sería que se esforzarán en hacer mejores tramas y no llenar los juegos de cosas vacías por hacer y que no te llevan a ninguna parte, ¡qué aburrimiento!.

Tags:

1 Comentario

Javier

Muy cierto, a mi también me pasa lo mismo. Me he decantado por juegos indie, y eso que me considero “hardcore”… pero derritiendome con el Super Meat Boy. Ultimamente son los juegos indie los que innovan o salen con alguna que otra cosa rara que atrae y hace prenderse. Saludos

Publicado el 4 de febrero de 2013 a las 5:52