Black & White

La idea de hacer de Dios no es nueva, de echo Peter Molyneaux y había jugado con la fuerza suprema en el clásico Populous que sorprendió a propios y extraños hayá por 1989. Cierto que la diferencia es inmensa, pues en Populous teníamos el poder de un Dios de forma bruta y basta, podíamos cambiar la tierra, provocar terremotos, crear volcanes y todo tipo de perrerías para deshacernos de nuestros enemigos. En Black & White no es que estemos exentos de poder, pero jugaremos desde un punto de vista más sutil, usando la “mano de Dios” para cambiar el curso de los acontecimientos y que las tornas se vuelvan en nuestro favor. Eso, y la inestimable ayuda de nuestra criatura, que es sin duda alguna el punto más destacable de este título de Peter Molyneaux (ese que una vez jugó a ser Dios).

Black & White es ante todo un título tremendamente original. Combina a la perfección la estrategia económica y en tiempo real con el desarrollo y cuidado de una mascota, que influye directamente sobre ambos factores. Dicho a groso modo, si nuestro Tamagotchi está bien adiestrado la estrategia a seguir para conquistar a nuestros enemigos será sumamente sencilla.

El juego se nos abre con un soberbio tutorial donde seremos guiados por dos entes que representa a nuestra conciencia, una buena y un mala (un ángel y un demonio), que nos enseñará a hacer de todo, desde movernos por la tierra, hasta adiestrar a nuestra criatura. Aquí es donde vamos a ver los sencillo que es ser Dios, ¿o complicado?. El manejo del mundo en una sola mano, esa es la filosofía de Molineaux, y la aplica y muy bien, pues todo lo haremos con la mano derecha de Dios (aún sigo pensado que hacia mientras con la izquierda).

La tarea es realmente sencilla, conquistar la tierra (ahí es nada). Nuestro pueblo nos necesita y le ayudaremos a conseguirlo, bien sea por la buenas o por las malas. Aunque el fin está claro podremos realizar búsquedas alternativas que nos ayudarán en el fin final, y otras que nos enseñarán cosas útiles y que puestas en prácticas son de gran ayuda.

Para hacer frente al enemigo nuestro pueblo tiene que crecer, y nosotros deberemos abastecerlos y guiarlos hacia todo lo que necesite. Podemos ubicar los cimientos para sus casas (o bien construirlas nosotros mismos), obrar milagros para que la lluvia riegue sus campos y sus árboles, abastecer sus almacenes con el gramo y la madera de los árboles (aunque también pueden hacerlo ellos, o nuestra criatura). La dinámica es sencilla, aunque no exenta de matices únicos que lo diferencian de otros juegos de estrategia, sobre todo cuanto nosotros “metemos la mano” y lo digo de forma literal o nuestra criatura participa en el  desarrollo de nuestra aldea.

La tarea más complica es la enseñanza de nuestro pequeño retoño. Deberemos estar muy pendiente de ella, sobre todo al principio, pues no queremos que por accidente se coma a uno de nuestro aldeanos (¿o si?). Cuando haga algo que no queremos deberemos reprenderla y hacerle ver que nos agrada cuando sea oportuno. Todo dependerá del rol que queramos que siga nuestra criatura, hacia el bien o hacia el mal. Una criatura bien enseñada puede hacer prácticamente todo lo que nosotros hacemos con nuestra “manita”, pues podrá ayudar a recolectar lo cosecha, regar los campos, obrar milagros, entretener a los aldeanos, ayudarles es sus construcciones o también y por qué no hacerles todo tipo de perrerías.

Nosotros, al igual que nuestra criatura, deberemos decantarnos por una u otra cara de la moneda, bien o mal, ying o yang, black or white. Dependiendo de nuestras acciones la aldea evolucionará de una u otra forma y bien llevado, el fin será el mismo, la conquista de la tierra. Nuestra criatura no tiene, necesariamente, que ser como nosotros, puede ser una criatura malvada y nosotros se la reencarnación de Buda, algo chocante, pero es como sí lo ve Molineaux y es el concepto de bien y mal que ha aplicado en este título.

El juego gráficamente es un portento. Si bien los aldeanos podrían estar algo más definidos, aún recuerdo la primera vez que vi como la cámara se adentraba entre los montes para ver  una familia dirigiéndose al mar, boquiabierto es poco decir. El nivel de detalle es muy elevado y el control sobre el mapa es total y muy eficaz. El movimiento es sueva y todo lo rápido que es necesario, los zooms son inmediatos y en un momento podemos ver lo  que hacen nuestros aldeanos o bien nuestra criatura. La criatura está muy conseguida, en todas su formas, y cuando se hace mayor es realmente impresionante. Sinceramente, es una gozada poder ver la isla al completo en una vista aérea y poder pasar al instante a ver a tus aldeanos recolectando el grano.

A tener en cuenta el realismo con el que está reflejado el paso del tiempo. El tiempo pasa lentamente y veremos de forma gradual y con enorme suavidad como llega la noche y nuevamente llega el día. Sobre todo son increíbles los cambos de tonalidad en los amaneceres y los atardeceres, También disfrutaremos de efectos meteorológicos como, lluvia, tormentas, nubosidad, e incluso jugaremos en alguna que otra fase nevada, amén de los cambios climáticos que podemos hacer con solo agitar nuestra mano.

Sonoramente no tiene desperdicio alguno. Desde las músicas típicas de acompañamiento hasta el increíble despliegue de FX, para que nuestros oídos se enteren de que en nuestra aldea ocurre de todo. Las voces están geniales, sobre todo la del diablillo, no exenta de un tono algo picarón.

En conclusión, es un título para no perdérselo, un rumbo diferente en la estrategia en tiempo real con una gran dosis de originalidad. Con la posibilidad de tener nuestra propia mascota en tamaño XXL y con la capacidad de hacer el bien o el mal según se nos antoje (sin que nadie regañe por ello).

Ficha técnica

  • Desarrolladora: Lionhead Studios
  • Distribuidora: EA Games, Feral Interactive (Mac)
  • Diseño: Peter Molineaux
  • Fecha de lanzamiento: 25 de Marzo de 2001
  • Versión comentada: PC
  • Otras versiones disponibles: Mac
  • Cancelaciones: Dreamcast, Playstation, XBOX

Capturas de la versión PC

Enfrentamiento entre dos criaturas Prueba de habilidad Un poblado en llamas La criatura se divierte con un balón Tus aldeanos convertidos en esqueletos

Enlaces de interés

Tags: ,

Aún no hay comentarios

Se el primer@ en dejar tu huella en la tierra PIXELADA.